Articles

Una razón menos

In Informática e Internet on 30 septiembre, 2007 by santoposmoderno

Hace un par de días me apareció un nuevo mensaje en Windows: "Usted podría ser víctima de una falsificación de software". Ups. ¿No me digas? Rayos, es cierto. Cuando compré mi computador e instalé Windows no me di cuenta que el tipo que me lo vendió en la cuneta era un pirata. Debió ser porque no tenía el parche en el ojo ni el garfio en la mano.

Bonito eufemismo ese de "ser víctima" de una falsificación. Cualquiera pensaría que no tenía idea. Pero Microsoft siempre pensando en sus usuarios te da la posibilidad de remediarlo. ¿Cómo? Comprando una licencia (es decir, comprar una clave, un número que haga a mi XP único en el mundo). Si le haces clic "Solucionar ahora", te envía a una página en la que puedes pagar en 24 cómodas cuotas (¡2 años!) tu Windows original.

Una de las cosas tristes de esto es que Microsoft está sacando Windows XP del mercado para reemplazarlo por su sucesor Windows Vista. Sería triste pagar 2 años por un software que ya está obsoleto. Además que: (a) Windows Vista no correría en mi PC y (b) sólo he escuchado quejas acerca de él.

Aceptémoslo, yo no soy ningún gringo bonachón al que se lo cagaron con software pirata. Creo que la mayoría de las personas en Chile simplemente no tiene el dinero que cuesta un software original. Lo que la gente hace es simplemente crackear su software para que pare de molestar. Buscas en Internet una nueva clave multiuso, un programita (muchas veces virulento) que engaña al software para que "piense" que es original.

Pero en este último tiempo he empezado a tomar conciencia de esta situación. Y ya basta. Ya no quiero seguir crackeando mi Windows XP para que "sea" original. No quiero seguir robándole a Bill Gates. Que lleve a cabo sus planes siniestros. (Conste que yo no se lo voy a financiar).

Como ya habrán leído en alguna entrada anterior, yo estoy migrando a Ubuntu (Linux). El sistema operativo libre, gratuito y cada día más funcional y amigable para el ex usuario de Windows. (Aunque échenle una mirada a ReactOS). Hoy por hoy puedo hacer (casi) todas mis cosas aquí. Léase: internet, office, música, fotos, bla bla bla. Y sin perder compatibilidad con Windows🙂

Gnokii corriendo en un terminal de Ubuntu
Gnokii funcionando en un terminal

Hasta el día de hoy sólo había dos cosas que me mantenían atado a Windows. La primera: PC Suite. Este programa es el que permite conectar mi celular Nokia al computador. Y la gente que lo hizo (no los culpo) lo hicieron sólo para Windows.

Aunque en Linux hay emuladores de Windows, este programa no se puede instalar (quién sabe por qué). Así que durante estos meses había estado obligado a ocupar Windows cada vez que quería (des)cargar algo de/a mi celular. (Por ejemplo fotos, ringtones, etcétera).

Pero todo cambió hoy. Buscando en Internet encontré la forma de conectar mi Nokia 6101 a Ubuntu. Yo estaba usando el programa correcto (gnokii) pero no la instrucción correcta. Todos estos meses de incomunicación se debieron a un simple *.* (asterisco-punto-asterisco). Sin embargo, ¡ahora lo he logrado! ¡Eeeh! ¡Alegría-alegría! Y comprobé que podía subir y bajar cosas… así que everything’s ok! Una razón menos para usar Windows pirata.

Scribus no es tan útil como Publisher
Scribus no es tan útil como Publisher

La razón que va quedando es un poco más difícil de erradicar. Se trata de Microsoft Publisher, un programa creado por los mismos sujetos. La gracia de Publisher es que sirve para diagramar publicaciones. Y como yo tengo un pasquín en la PUC, llamado El Esquizoide, necesito diagramarlo con algún programa afín.

En GNU/Linux el equivalente a este programa se llama Scribus. El único problema es que es un poco aparatoso de ocupar y continuamente me anda planteando dificultades para hacer cosas que con Publisher es mucho más fácil hacer (como por ejemplo, imprimir un sólo póster en varias páginas).

Pero bue’, así es la vida. Si no mejora Scribus quizás algún día pruebe Xara. (Algún día que esté muy ocioso). Y si ninguno satisface mis expectativas, voy a seguirle la pista a Wine-Doors hasta que logre emular el Office 2003. Si lo hace… quizás hasta compre la licencia del Publisher. (Del Publisher solo, ojo… ni ahí con el resto)

Una respuesta to “Una razón menos”

  1. Mira, la verdad es que hace rato que me tiene chato MS Windows y hace poco que ando interesado de verdad en cambiarme, pero no sé qué sería conveniente.
     
    Pa un Pentium II con 128 de RAM, tú cachai qué sería indicado?
    Eso por un lado.
     
    Y por otro: En verdad no he sabido de ti ni de nadie, a ratos he hablado con Vilaboa y Diego, más ocasionalmente con Guro o Marianilla o Leo (y algún otro una vez a lo más), y tú estás en el grupo de quienes son sólo un ente del recuerdo (hablando en términos "mundo morus", pero n-u-e-s-t-r-o morus; casualmente estái al mismo nivel que Mauricio y Suarín, quienes obviamente están dentro de consideraciones distintas, así como Eduardo, Yañez, …).
    Podríai mandarte un mail pa saber de vos po.
     
    Que esté viviendo en otro país no significa que no me interese por saber de ustedes. Cualquier cosa, me reporto de vez en cuando en el Space.
     
    PD: El último disco de Andrés Calamaro está buenísimo. Sorry por hacerle publicidad acá, no puedo evitarlo, es que de verdad me ha sorprendido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: