Articles

La cuestión del software libre

In Informática e Internet on 24 diciembre, 2006 by santoposmoderno

i

Creo que todo comenzó con WGA. Ese maldito programa de Microsoft que te apuntaba con el dedo si tu Windows era falso. El pequeño intruso se bajaba por Windows Update y le gustaba instalarse en el computador de los usuarios ingenuos que le ponían «Sí, acepto» (nótese aquí la similitud con el acto de contraer matrimonio).

Pues, bien, cuando uno no tiene Windows original (básicamente todos los que no nos compramos un computador en Falabella o París), el asunto del WGA trae algunos inconvenientes. Por ejemplo, no puedes instalar ni Internet Explorer 7 ni Windows Media Player 11 (programas que son "básicos").

Hoy por hoy, si no te instalas el WGA o si éste descubre que tu Windows es pirata, cagaste con los programas nuevos.

Este es el primer punto.

ii

Desde siempre los programas para el computador han costado plata. Y generalmente son precios que uno no piensa pagar debido a que (1) uno no tiene ese dinero, y/o (2) cree que el programa no lo vale. Para (1) tómese el caso de Microsoft Office que cuesta aproximadamente 200 mil pesos (un precio impagable). Para (2) piénsese, por ejemplo, en WinZip ‒la típica herramienta para comprimir archivos‒ cuyo precio asciende a la no despreciable suma de 16 mil pesos (la versión sencilla, porque la profesional cuesta 26 mil).

Si hay una cosa que está más que clara es que estos precios son para gente del primer mundo y no para personas que vivan en Chile (ni hablar de África o el resto de Sudamérica).

La realidad es que todo el mundo usa estos programas, los necesita, porque trabajan con los formatos estandarizados. Y dado que nadie puede/quiere pagar lo que piden por ellos, la solución obvia es el pirateo ‒a través del amigo computín, del vendedor de cuneta o de Internet. Así, todos tenemos el Windows, el Office, el WinZip, el Nero y nadie ha pagado por ellos. (De hecho, pagar por todos sale más caro que comprar un computador).

iii

En los próximos meses saldrá a la luz el nuevo Windows Vista (la última generación de Windows). Obviamente con todas las mejoras y bakanidades que estamos esperando. Obviamente a un precio impagable. Pero la diferencia con los sistemas operativos anteriores es que ahora sí que Microsoft se puso las pilas y duplicó su esfuerzo para evitar la piratería. Si no compras Windows Vista original, olvídate de poder instalarlo en tu PC. Y si lo logras, no vas a poder actualizarlo o te va a dar un un ultimátum para que lo hagas antes de desactivarse (lo que implica comprar la licencia por los cientos de miles de lucas que cuesta).

¿Y qué vamos a hacer si no podemos pagar? Quedarnos con el XP hasta que quede descontinuado y sea tan inútil como un Windows 95 o un NT. Después veremos si tenemos plata o no para comprar un Vista original (¿y un Office original?).

iv

Yo creo que nadie ‒en el fondo de su corazón‒ quiere ser un pirata. Yo no compro discos de música piratas, ni me los bajo de Internet. Los compro originales porque tengo 10 u 8 lucas para pagarlos. Lástima que no puedo decir lo mismo del Windows o del Office.

Creo que todos compraríamos el software original si estuviera al alcance de nuestro bolsillo. Si el Windows costara 15 lucas, yo me lo compraría original. Incluso llegaría a pagar 30 lucas por un Office. Pero no las 65 lucas que cuesta un Windows XP Home, ni las 200 de un Office 2003.

Uno de los grandes problemas de la industria del software (por lo menos en Sudamérica) es su elitismo. Pocas personas pueden pagar el precio de un software original. Y en este sentido, los usuarios están obligados a vivir en la ilegalidad, ya que tampoco existe mucha información sobre las alternativas realmente asequibles.

v

Las alternativas existen. Hay sistemas operativos gratuitos, suites ofimáticas gratuitas, navegadores gratuitos, editores de imágenes, juegos, reproductores y editores de audio y vídeo, etcétera. Estos programas ‒además‒ suelen ser a código abierto (opensource), lo que significa que cualquier persona con conocimientos suficientes (y ganas) puede mejorarlos para el beneficio de las demás personas.

Léase bien: estamos frente a un fenómeno que se adecua específicamente a nuestra realidad sociocultural. Estamos hablando de software compatible con los estándares comerciales (podemos abrir y guardar un archivo Word, una imagen o MP3) que es gratuito, que es mejorado continuamente y que está dentro de los márgenes de la legalidad.

vi

Una cosa que me motiva especialmente de este fenómeno es que el software libre está sustentado en la comunidad de usuarios. Usuarios y programadores trabajan mano a mano por crear herramientas útiles y eficientes al alcance de todo el mundo.

Ya no tratamos con gigantes despersonalizados que crean el software que quieren y nos lo venden al precio que quieren. En cambio, podemos acceder a software específico en el contexto de una comunidad que trabaja para atender a sus propias necesidades particulares. Por ejemplo, podemos meternos al wiki del programa que acabamos de bajar y sugerir mejoras o reportar algunos errores. Alguien leerá lo que acabamos de poner y en la siguiente versión del programa (que sale en unos meses, no en tres años) probablemente nos hayan tomado en cuenta.

vii

Es difícil que de un día para otro uno vaya a borrar Windows y todos sus programas para pasarse de una a Linux y al opensource. Pero esto no significa que uno no pueda disfrutar de las ventajas del software libre.

Hay tres pasos principales que uno puede dar si necesidad de venderle su alma a nadie (son completamente reversibles):

  1. Prueba el software libre. Busca en Google por opensource y puede que encuentres alternativas gratuitas a tu software (pirata). Quizás encuentres programas que siempre buscaste y nunca encontraste. En The Simple Dollar hicieron un buen listado de los 30 programas opensource imperdibles.
  2. Colabora con la comunidad. No es necesario ser un programador, basta con tener ideas y ganas de ayudar. Estos programas suelen tener una página donde se discuten las mejoras para las nuevas versiones. Uno puede comentar qué le pareció el programa y cómo podría mejorarse.
  3. Difunde el software libre. Cuéntale a tus amigos las bondades de los programas que bajaste. No necesitan cracks ni nada y hacen bien su trabajo. Así ayudas a que la comunidad crezca y que las posibilidades de acceder a software no sean un privilegio, sino un servicio al alcance de todos.

Epílogo

Para ser coherente con lo que dije arriba, esta entrada fue escrita en un entorno libre.

  • Sistema Operativo: Ubuntu (Linux) ‒ la alternativa amigable para los usuarios de Windows. Puede ejecutarse desde un LiveCD sin necesidad de instalarse en el computador.
  • Procesador de textos: OpenOffice.org Writer ‒ la alternativa gratuita al Microsoft Office (Word, Excel, Powerpoint)
  • Edición de imágenes: The Gimp ‒ adiós al Photoshop (¡318 mil pesos!)
  • Browser: Firefox 2 ‒ nada que decir, el Internet Explorer es parte del pasado

Technorati tags: ,

2 comentarios to “La cuestión del software libre”

  1. Ocurre que hay un fantasma (o fantasía) de que Linux es a la vez lo MEJOR y lo PEOR que puede existir, esto porque es gratis, no hay muchos virus para linux y cuenta con programas iguales o mejores que windows. La parte fea es que es difícil de utilizar -tienes que saber algo de programación- y es incompatible con windows…
    PERO ES FAAAAAAAAAAAAARZO!!
     
    Se puede bajar el Ubuntu o puedes pedirlo directamente y te llega en un sobre muy choriflay con muchas copias ORIGINALES para todo el mundo (vienen como 10) y, como dijiste, no es necesario desinstalar windows, así que no es malo probar…
     
    Entonces… ¿porqué seguimos pegados en la fantasía?

  2. Prmimera vez que entiendo algo de el mundo de la informatica y los computadores, soy muy mala en eso, muy muy ignorante (es mas, estoy a punto de reprobar un ramo de simulacion), pero te entendi clarito, a la perfeccion. Asi que muchas gracias por la informacion.
     
    No tengo nada que aportar al tema, pero espero que los softwares esten al alcance de todos, tomando en cuenta que cada vez hay mas familias que tienen PC.
     
    Saludos!!!!
     
    silvana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: