Articles

Sobre el autor-no-escritor

In Pelando cables on 14 mayo, 2006 by santoposmoderno

Cuando uno escribe al público tiene que tener en cuenta varias cosas. O sea, tiene que tener un repertorio de técnicas a las que recurrir para lograr su objetivo. Y, por supuesto, tiene que tener una lista más larga aún de cosas que no se pueden hacer.
Primera cosa que no se puede hacer cuando un escribe para los demás: insistir sobre cosas personales a las que el resto no puede acceder. A menos que sean tan sugerentes o anecdóticas que den ganas de seguir leyendo. O usarlas como pie para otro tipo de temáticas que  involucren al lector.

El escritor perfecto te agarra en cualquier párrafo y te obliga a seguir leyendo. O sea, puede ser comparado con una mina rica que se te cruza en la calle: la ves y te obliga a seguir leyendo las fotocopias para la prueba del viernes.

Una vez me dijeron que el escritor era como el cuerpo femenino, el objeto del deseo. Todo lector quiere algo así como "atravesar" el texto y llegar donde está el escritor, a ese locus amœnus que tanto incita. (Y después hacerle no sé qué cosas que prefiero no decir aquí).

Sea cierto o no, hay algo que me gustaría tratar en este lugar. Lo haré porque siempre que un lector se atraviesa con uno de mis textos incurre en la misma cuestión. Y dice así: el autor no es el escritor.

En términos simples: el ser humano real y de carne y hueso que (suponemos) escribe este texto NO puede ser identificado con el autor del texto. En clases de castellano en el colegio nos decían algo como esto: no confundan el autor con el narrador. Esto básicamente diferencia la función literaria de narración (es decir, la entidad que cuenta la historia) de la persona a la que se atribuye la redacción del texto. En este caso, el narrador soy yo y "El Santo Posmoderno" es el autor. El narrador puede ser clasificado como un narrador en primera persona gramatical, objetivo, etcétera. Pero el autor, "El Santo Posmoderno", no puede ser clasificado así. ¿Por qué? Porque suponemos que el autor está fuera del texto, no dentro.

Ahora bien, yo quiero ir un paso más allá. Lo que yo propongo es que hay una diferencia entre escritor y autor. Entiendo autor como una categoría, una propiedad emergente a todos los textos que suponemos como el origen de ellos, pero que solo conocemos a través de ellos y de ninguna otra forma.

Para dejarlo claro: la persona que en el mundo de los átomos (para usar la expresión virtualiana) se encuentra detrás del pseudónimo de "El Santo Posmoderno" no es el autor de este blog, sino meramente el escritor. Y para cualquier efecto, no nos importa quién sea dicho escritor.

Como pueden ver, este es un gran eufemismo para decir algo como "no me hago responsable de lo que se diga o haga en esta página; culpen a la entidad ficticia". O sea, si me mando un condoro es culpa de "El Santo". (Ah, pero si hago algo increíble, el escritor sí se sentirá aludido).

Qué tramposo, lo sé.

Surgen varias interrogantes acerca de la distinción entre escritor y autor que me gustaría que Uds. pensaran para sí. Una que se me ocurre ahora se refiere a la creencia sobre Dios. ¿Dios es el autor de la Creación? ¿O suponemos que es también el escritor? Porque parece ser que todo lo que sabemos de Dios sólo podemos saberlo a través del texto, Su Creación. No podemos acceder de otra forma. Lo que de alguna forma implica que Dios es un constructo (autor) y un misterio (escritor). ¿Cómo podemos develar el misterio? ¿Cómo podemos estar seguros de la adecuación de nuestro constructo con una realidad trascendental? Eso, amigo míos, se llama teología. Y no les voy a dar la lata aquí, porque supongo que son cosas que no les interesan a Uds. En el mejor de los casos, Uds. los posmodernos gozan de dioses personales y pobre de aquél que se atreva a juzgarlos. Otros posmodernos dicen no tener dioses, pero deifican "la razón", "el dinero", "la justicia" y todas esas payasadas.

Fin del excurso sobre Dios.

Una cortita: otra consecuencia de la distinción escritor/autor es que los textos adquieren realidad propia. Un escritor no puede decidir cuál es la significación del texto. Porque el escritor es un lector frente a su propio texto. Sólo el autor puede decidir la significación de un texto. Pero puesto que el autor no ex-iste, nunca tendremos el significado cabal. Qué pena.

Y para terminar los dejo con esta reflexión: creo que todos estamos más o menos de acuerdo con que un texto es susceptible de indeterminadas interpretaciones. (El que no esté de acuerdo con eso, no siga leyendo este párrafo). En tal caso, me atrevo a afirmar que frente a la dicotomía significante/significado (es decir: entre la palabra física [dicha o escrita] y lo que ella quiere significar), el que prevalece siempre es el significante. Por eso, cuando Uds. tienen una pelea con su mamá o polol@, el que gana la discusión es el que se acuerda mejor como fueron las palabras textuales del otro. Y el adversario está obligado a reconocer su equivocación o a pedir disculpas diciendo: "es que yo me refería a otra cosa" y bla, bla, bla.

Muy bien, lectores. Espero que cada uno de Uds. haya entendido cosas muy diferentes de este texto. Y también espero que cuando pillen al escritor de este blog caminando por la calle no o culpen de cosas vertidas por aquí. Porque él… no tiene la culpa.

Tags: autor

2 comentarios to “Sobre el autor-no-escritor”

  1. Autor:
    Amo a ese escritor!!! sí! ese que esta por ahi…
    jeje 😉

  2. <<Sólo el autor puede decidir la significación de un texto. Pero puesto que el autor no ex-iste, nunca tendremos el significado cabal. Qué pena.>>
     
    Es más, mi buen hombre (autor, escritor, narrador, protagonista y lector) , la belleza está en lo inaprehensible.
    Complejo? Pues anda a saber tu qué es lo feo!! xD
     
    Pregúntele a Ivelic! (y no… no al psiquiatra =P)
     
    =D
    Paula.
    [Utilizando falacias -Argumentum ad verecundiam- Ipse dixit!]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: