Articles

Foz de Iguazú

In Viajes on 16 febrero, 2006 by santoposmoderno

Son como las cuatro de la mañana. Me duché hace un rato y estuve esperando a que desocuparan el PC. Lo tenía raptado un judío-islámico-turco-no-sé-qué-mierda. Era un tipo de rulitos conectado a uno de esos audífonos-micrófonos que usan las operadoras. Hablaba un idioma endemoniado y ahora lo estoy pelando porque el muy bastardo se colgó al PC caleta de rato.

Ahora, puedo continuar.

Mientras me duchaba pensaba si acaso tendría algún sentido escribir a esta hora siendo que mañana me tengo que levantar muy temprano para ir a cambiar dólares, volver al hostal, hacer el checkout e irnos a la estación de buses. O Rodoviária, como le dicen acá.

De hecho nos vamos. A un lugar muy bonito y muy legendario. Cuando escuchen su nombre sabrán a lo que me refiero. Pero antes van a tener que leer mis aventuras en Asunción. (O en su defecto, bajar con la barrita hasta donde termina esta entrada y terminar con la incertidumbre).

Llegamos a Asunción muy temprano. Según yo, Paraguay sería como Bolivia del este. Onda su baratez e indigencia. No le achunté del todo, pero tampoco me equivoqué tanto. Lo primero que hicimos fue verificar si podíamos alojar ahí. Y no encontramos ningún lugar así como un hostal. (Más tarde descubriríamos que pagar un hotel no era mucho más caro que un hostal. Pero ya sería demasiado tarde). La cuestión es que decidimos comprar los pasajes al tiro hacia otro lugar. Léase: Ciudad del Este, que es la frontera con Brasil. No le teníamos mucha fe a este país si en su capital no había hostales.

Si han leído con atención, viajamos desde Buenos Aires a Corrientes, de Corrientes a Asunción y ahora de Asunción a Ciudad del Este. Y todavía no habíamos dormido en una cama como Dios manda. O sea que los nudos en la espalda y las ojeras estaban muy patentes.

Fuimos a dejar nuestras mochilas gigantes al guarda equipaje. Nos cobraron ocho mil guaraníes. Ocho mil guaraníes. Y no estoy exagerando, ojo. Acá la moneda está más devaluada que los escudos en tiempos de Allende. (Perdonen si herí alguna susceptibilidad). Para que se hagan una idea: mil guaraníes son como cien pesos. Una mierda de cambio. Las monedas no sirven para nada. Y uno anda con un fajo de billetes a punto de desarmarse (por lo manoseado) y lo gasta en comprarse una bebida. Cáchense: 1200 una Coca-Cola individual. Absurdo total.

El micrero anda con el volante en una mano y el fajo de billetes en otra. Yo creo que cuando hablan de hierba prensada lo hacen pensando en la forma en que prensan los billetes.

Estuvimos vagando todo el día por la capital. Comimos a precios irrisorios y casi nos derretimos bajo el sol. Cerramos el día con una gran caminata desde el centro hasta la terminal de buses (que nos tomó más de una hora en una ciudad pobremente iluminada). Después esperamos el bus que salía como a las 1:30 AM (si mal no recuerdo).

Ta-tan. Otra noche sin dormir.

Al día siguiente llegamos a Ciudad del Este. Era domingo. O sea, que háganse una idea de lo atrasado que voy en el relato. Hoy día es como miércoles, o jueves, no sé. Lo que hicimos esta vez fue verificar que todo estaba cerrado y que quedarnos ahí sería una tonterita. Así que tomamos rápidamente un colectivo (= micro) hasta Foz de Iguazú. Nos salió 6000 guaraníes por persona. (6000 guaraníes es US $1)

Cruzamos el Puente de la Amistad así como si nada. Ni siquiera hicimos el checkout de Paraguay. Tampoco nos urgimos por eso. El bus nos dejó frente a un terminal en el que había que pagar para entrar (al tiro les explico) con nuestras mochilas pesadas y sin saber qué hacer.

(Explicación del terminal interubrano de Foz de Iguazú: Aquí la locomoción tiene un sistema muy bakán. Te subes a la micro, pagas tu pasaje y te sientas. En algún momento del recorrido, la micro pasa por el TTU o terminal interurbano y ahí tienes la posibilidad de bajarte y subirte a otra micro sin pagar un peso. Es como las combinaciones del metro. Por eso, si quieres entrar al terminal tienes que cancelar el valor correspondiente a un pasaje de micro. Es decir, 1,85 reales.)

Habíamos dado como dos pasos y nos atajó un brasileño, vestido de ayuda-turistas. Nos vendió la pomada como ocho mil horas para que nos fuéramos al Hotel San Remo. Finalmente comprendió que no teníamos tanta plata y nos dejó en una posada por un precio más económico. (Igual no más se las ingenió para darnos la pieza más cara, que era privada y tenía aire acondicionado). Filo. Dormimos esa noche no más ahí. En todo caso, lo único que queríamos era dormir.

Como era domingo no hicimos muchas cosas. Sólo nos dimos un paseo y cachamos el calor asqueroso que hay por estos lados. Ese calorcito húmedo como cuando alguien  te respira encima. Para que se hagan una idea: a las nueve de la noche todavía hay 30 grados de temperatura. De día es peor.

Al día siguiente nos fuimos a un hostal más económico. El clásico Hostelling International. Pedimos la versión camping. O sea, nosotros con nuestra carpa a la intemperie. Con los bichos letales y las hormigas gigantes. Todo por 12 reales por persona. Una ganga.

En estos días lo hemos pasado muy bien. Fuimos a las cataratas (en lancha y toda la cuestión), fuimos a Ciudad del Este a comprar cosas truchas y hacer el checkout de Paraguay y el checkin a Brasil. También fuimos a la central hidroeléctrica de Itaipú y a un refugio ecológico.

El que nos hizo el manso oso fue el zoológico. Siempre llegamos tarde. Aquí cierran todo como a las 6. Y nunca alcanzamos a hacer muchas cosas en un solo día por esa desgracia (súmese el calor y el cansancio).

De hecho, hoy fue un día especialmente agotador. Ni siquiera almorzamos. Y a CokeStranger le dolía la guatita. Todo mal. Pero el paseo por el refugio ecológico estuvo bastante interesante. Animales raros y unas frutas muy desconocidas.

Lo que toca mañana es la despedida. ¿Ya adivinaron dónde nos vamos? Of course, a Río de Janeiro. El día 18 actúan en Río (y completamente gratis) los Rolling Stones. Así que ahí vamos a estar con CokeStranger, al pie del cañón, vacilando temas tan conocidos como… como… este… bueno, Uds. sabrán de Rolling Stones mejor que yo.

Ya, ahora me voy a acostar. He cumplido mi misión. Además que son como las 5 y media de la mañana y hay un bicho que me está weveando hace rato y lo quiero puro destruir. Aprovecho para retractarme de la entrada anterior donde dije que había fotos nuevas. Me equivoqué. Traté de subirlas pero me fue imposible. Lo siento harto, porque estaban increíbles. Y además quiero agradecer a mis fieles lectores. Pensé que eran menos, pero ahora veo que son más. Eso me ilusiona bastante. Ojo que estoy leyendo los comentarios que me hacen (no los respondo por cosa de tiempo, pero los leo). Así que comenten no más, con confianza. Para eso están.

Fin de la entrada.

4 comentarios to “Foz de Iguazú”

  1. Mi niñito!!!!!
    Ayer hablaba con Mary que me comentaba que Gabriel habia viajado a Rio a ver a los Rolling Stone y tu aprovecharas esa oportunidad de la música de la epoca de tu mama. Envidiable!!!
    Yo mañana me voy San Fernando a entrevistar a vendedores para la 6º y 7º región por lo que no leere tu blog hasta el dia sabado.
     dependiendo del estado que llegue porque voy y regreso en el dia. Por costa de la Universidad aproveche de invitar a la Jackie Rosenthal que esta feliz con nuestro super viaje y  a ella no se, le llevo un libro para que no se aburra!!!
    Ya el sabado estaras en RIO, que envidiaaaaaaaa!!!!!Dile a la Ceci que tome sol por mi porque yo se que tu en cambio te cuidas mucho!! de mi color fascinante queda muy poco y lo estoy empezando a extrañar. Lo peor de todo es que el verano se esta acabando y debere buscar donde irme estos ultimos fines de semana.
    Bueno mis niñitos, besos miles!!! acuerdate que te quiero muchoooooooo, pero mushooooooooo!! a lo mas estilo "shileno" de Shile jajajajaja
     
    la mama

  2. Grande santísimo stranger tour. Buen relato, mejor que la novela de
    verano. Se nota cuando hay un bloguero profesional al volante.

    muchos saludos, pasenlo bien, y mucha suerte.

    pancho

  3. Listo, ahora si que te envidio. LOS ROLLING STONES !!
    y yo aqui :(
    un abrazo, te quiero mucho a pesar de la envidia :)

  4. Javier:
     
    parece que nos quieres matar de un infarto!!!!! desde el dia 16 de febrero que no se nada de ti, ya me he pasado 1000 peliculas. Supe por la Isidora que hay un cargo en la tarjeta de credito el dia 22 pero como no has encontrado un ciber para decir que estas bien????
    Si alguien de los que lee este blog sabe de ti por favor que me avise!!!!
    mama angustiada!!!!
    09-8210283
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: