Articles

Buenosh Airesh

In Viajes on 7 febrero, 2006 by santoposmoderno

Fue una buena movida. Entramos por pura casualidad a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA. A la vuelta de una esquina "fshiuuu" aparece flamante la sala de computación. Miramos que no hubiera algún tipo de control para los alumnos y nos colamos magistralmente.

Ahora disfrutamos de un Internet gratis e irrestricto: dos características que no suelen ir juntas por estos lados.

Como les conté en mi entrada anterior estamos en Buenos Aires. Ya llevamos un par de días acá y hemos vivido muchas aventuras. Algunas muy buenas, otras no tanto.

El día que llegamos nos fuimos a un hostal llamado "La Posta del Barto". Era el hostal más económico en Buenos Aires, según HostelWorld.com. A pesar de que no tenían los precios que ofrecían, seguía siendo muy barato. Esto es, 16 pesos la noche. O sea, como 2800 pesos chilenos. La gracia de este hostal era su localización cercana a Av. Corrientes (la Broadway argentina) y su estilo "familiar". Eso sí, estaba lleno de chilenos (algo que a la larga era bueno en muchos sentidos).

Hicimos una compras y dimos un paseito para reconocer la ciudad. El día que llegamos estaba lloviendo. Esto no concordaba con nuestros pronósticos que no incluían ropa de invierno. Una vez regresamos al hostal (de noche, se entiende), conocimos a los chilenos que se hospedaban ahí.

Dato freak: En Mendoza pasamos por un lugar que decía hospedaje. Y tocamos a la puerta para preguntar cuánto costaba. Nos dijeron: “Aquí se cobra por hora”. Okay, hospedaje era motel. Buen dato.

Quedamos de ir a carretear con nuestros nuevos amigos. Salimos como a la 1 o algo así. Ellos se tomaron un taxi. Pero el local quedaba cerca y nosotros preferimos irnos a pie. Apoyó nuestra idea un tercer integrante cuyo nombre nunca supe. Al final llegamos al lugar, después de pasar por calles oscuras y rincones donde policías corruptos arrinconaban a malhechores. Entramos y no estaban los susodichos. Pésima volada. Esperamos y nunca aparecieron. Y cómo no teníamos más datos nos tuvimos que volver a la casa en nuestra primera noche de farra frustrada.

Según mi mamá ella tenían una amiga que nos podía alojar. Nos pasó sus números y nos dijo a qué horas debíamos llamar. Como consecuencia, al día siguiente dejamos este hostal con nuestras pesadas mochilas al hombro. Llamamos y llamamos y nunca conseguimos comunicarnos. Aparte que apenas podíamos movernos con el equipaje.

Cuento corto: perdimos el día entero y ya cerca de medianoche volvimos al hostal como «perro arrepentido con el rabo entre las piernas y el hocico partido». Pero, ¡oh, sorpresa!, ya no quedaban camas. Así que cagamos. Urgidos a esa hora buscamos hostal en la paginita milagrosa. Y, yesh, había uno al final de San Telmo, cerca de La Boca. Brígido lugar. Y terrible de lejos más encima. Pero, ¿qué podíamos hacer? Nos armamos de valor y caminamos. En verdad no sé cuánto era, quizás una hora.

El nuevo hostal era el típico lugar very gringou con muchos european-guys. Nadie hablaba español fluidamente. Pero para nuestros propósitos, daba igual. Teníamos hambre y sueño. La parte buena: nos salía 15 pesos. O sea, ahorrábamos dos pesos por noche.

Desde entonces estamos ahí. Y hemos dado vueltas por Buenos Aires querida. Conociendo distintos lugares, colores y sabores que es largo detallar. Para eso están las fotos.

Ahora se está oscureciendo y vamos a seguir dando vueltas para ver algunas cosillas más. Queda día aún.

Así que saludos por allá. Quizás la próxima vez les hablemos desde Brasil. Quién sabe…

Tags: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: