Articles

Comentario sobre el formateo

In Pelando cables on 1 agosto, 2005 by santoposmoderno

– Brian es un chiste con dos patas y un sombrero.
– Brian
es un sombrero.

Javier a Berni, en Parque Forestal (2005)

En general soy de la idea de que un comentario debe ser acotado. O sea, será Rayuela, la Biblia o una foto. Sea lo que sea, es preferible que el comentario verse sobre un aspecto puntual de la obra antes que de intentar abarcarla en su totalidad. Por cierto que aquello puede hacerse. O más bien: intentarse. Pero seguramente saldrá algo así como un comentario digno de otro comentario. Porque esto de los comentarios nunca se acaba. Uno comenta lo que otro ya comentó y así.

Quería hablar del formateo. Y lo voy a hacer a grandes rasgos, por lo que ya partí rompiendo mi propia sugerencia. Me acordé de una frase de Waking Life (2001) que decía: "I can learn to love, and make love, to the paradoxes that bug me". Y me hace mucho sentido. Especialmente eso de hacerles el amor.

Cuando uno formatea debe tomar las precauciones del caso. Ya que esta acción supone que todo lo que había se borrará. Y por tanto debemos tener cuidado de rescatar aquello que más nos interesa.

Un camino fácil consiste en simplemente respaldarlo todo. Así nos evitamos malos ratos después. Se copia todo lo copiable, se formatea y se vuelve a restablecer: aquí no ha pasado nada.

Pero en mi opinión un formateo es una oportunidad de deshacerse de muchas cosas. Por supuesto muchas cosas que ya no queremos y también de muchas que sí queremos.

«Tienes 2 caminos: El Hello-Kitty y el de la adrenalina pura… tú eliges.»

Llegado a este punto una persona con un poquito de sentido común dirá: «Qué estúpido. No tiene ningún sentido perder cosas que no quiero perder». Y entonces yo respondo: «Mira, hijo (o hija), tú entraste al blog de un tipo que se hace llamar Santo Posmoderno y dentro de su santidad posmoderna están los valores pseudo-ascéticos, aquellos de renuncia y de no-apego». El agudo lector me retará: «¡Pero para qué! ¿Cuál es el sentido de perder cosas que quiero?» Pregunta a la cual no tengo una respuesta lo suficientemente corta como para ponerla aquí. Sólo sé que en mi vida me ha funcionado y espero que lo siga haciendo.

Siempre hay que recordar que existe la posibilidad de que no guardemos todo lo que queremos. Y un consejo que parece útil es fijarse bien, porque uno generalmente no guarda aquello con lo que más está familiarizado. Lo pasa por alto. Precisamente por lo obvio. Uno guarda lo que tiene nombre, pero olvida lo que no lo tiene. En general uno se preocupa de salvar archivos y carpetas, pero olvida aquello que hace funcionar a las cosas tal como nosotros queremos. Preferencias de configuración, controladores, nombres de cuentas, contraseñas, bases de datos, favoritos, etcétera. Antes de formatear uno debe tener en cuenta que puede perder cosas importantes por conservar otras que no lo son tanto.

«Vas a tener que empezar a admitir que hay cosas que no puedes comprender ni controlar. Son cosas que están junto a ti todo en todo momento. Son cosas que tú mismo deseas. Pero déjalas, no las trates de atrapar. Mira que su encanto radica en lo inefable. Lo etéreo de su esencia. Si algún día llegas a comprenderlas, si crees que llegaste a hacerlo, perderás todo lo mágico de este mundo que habías logrado encontrar.»

Una cosa que considerar es que el formateo nos presenta la oportunidad única de hacer nuevas particiones. Ellas funcionan como divisiones independientes entre sí. Esto significa que podemos hacer una partición donde esté todo lo que hace que las cosas funcionen (sistema operativo, programas importantes, configuraciones) y otra donde residan todas las demás cosas (archivos, imágenes, datos en general). ¿Cuál es la ventaja de esto? Que para la próxima vez que queramos formatear sólo lo hacemos con la partición que hace que las cosas funcionen, y mantenemos intacta la partición con los archivos personales. Cada vez que pensamos que las cosas se pusieron lentas, ineficaces o reportan muchos errores simplemente tomamos la partición funcional, la formateamos y empezamos otra vez.

Existe un peligro fundamental a todo acto de formateo. Y es que todos los datos que creímos haber guardado en un lugar seguro se borren o se hagan inaccesibles de pronto. Que se rompa el CD donde los guardamos, que el pendrive se formatee por error o se caiga al inodoro. Estas cosas pasan. Por una cuestión de ley de Murphy: los archivos son recuperables en proporción inversa a su importancia. Frente a esto no hay nada que hacer. Resignarse es una opción. La otra es rezar. Menos mal cuando a mí me pasó esto yo hablé con Dios personalmente por MSN (¿o virtualmente?) y me dijo que intentaría hacer algo. Recuperé muchos archivos, pero no todos. Seguramente me faltó fe. Pero no me quejo. No hay que quejarse mucho. Hay que sufrir un poco porque esa es la ley de la vida, pero tampoco mortificarse. «Sin dolor no te haces feliz» dice la canción de La Ley.

Y sería. Pensar que comenzar todo de nuevo es un cambio importante y exige sacrificios. Puede marcar un antes y un después. Puede que no. Pero lo importante es sacar una enseñanza de ese cambio. Todo el rato.

«A lo que le tienes miedo es a la gente. A que la gente cambie contigo. A que nada vuelva a ser como antes. Es como lo que pasó con Yoko Ono. Cuando ella apareció dividió al grupo. ¿O es que crees que va a haber un Salsipuedes 3.0? Y aunque lo hubiera. Nadie te asegura que vas a ser invitado. Porque acabas de entrar al verdadero mundo de las relaciones humanas. Antes de esto todo era… fácil. Traté de advertírtelo. ¿Me entiendes ahora por qué no está bien que tú y yo estemos tomando una cerveza?»

2 comentarios to “Comentario sobre el formateo”

  1. Carísimo partnä: a mi juicio con esto último, por decirlo de manera fina, estuviste orinando fuera del receptáculo. Si, está bien.. a mi también me gusta la volada hermenéutica y poder empezar a rastrear toda la condición humana a partir de un texto o de una acción cualquiera.. pero, ¿reflexiones psico-antro-socio-lingüístico-flaito-marxisto-tradicionalistas a partir de el formateo del PC? Y eso, más encima, ¿entramado con consejos prácticos Armijo-like?De posmodernos no sé tanto (bueno, quizás un poco más después del trabajo sobre facticidad biológica), pero de santos sí.. y los santos mantienen una vía… una BUENA vía, y evitan salirse.Amigo asceta de los chips, místico del fraccionamiento y de la globalización: estás disbanded.. dile al pastor virtual que te desdescarríe. Por mi parte, te propongo seguir los consejos sabios que vayan apareciendo eventualmente en mi blog (de finísima cepa). Por de pronto, sigamos manteniendo este pacto implícito de comentaristas recíprocos (al más puro estilo Habermas-Luhman, Searle-Dennet, Abelardo-San Buenaventura, Chesterton-Shaw y tantos otros)"…and deliver us from temptation…"

  2. Entonces, viejito, ten cuidado con tu concepto de "útil para la gente". Onda pregúntate qué es más útil: decir tu impresión acerca de la "Negra Ester" (buena o mala y por qué) o decir a qué hora la dan y dónde. Tampoco tienes por qué elegir, pueden ser ambas. La cosa es que a veces es más útil poner cosas que el resto no puede saber (tu impresión personal) que algo que pueden ir a buscar al diario (la información de los horarios). Ahí ve tú po, viejo. En buena onda, obvio. Tú cachái po. Los bloggers deben ayudarse mutuamente. Ja, ja. Y los primos también ;)Lo que pasa es que la mayoría de la gente que ve, o la gente que vería mi Full Space, es gente que no se da la lata de leer el diario, o buscar los horarios como sea, entonces pongo los horarios etc y dejo mi opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: