Articles

Prueba de Métodos

In Diario de vida on 21 junio, 2005 by santoposmoderno

– Listen, asshole–
– No, you listen, you little bitch. You hang up
on me again, I’ll cut you like a fish, understand?

 – Casey al asesino, «Scream»

4:40 PM. Comienza la prueba de Métodos de Investigación en Psicología. La gente busca sus asientos, guarda sus apuntes, saca sus calculadoras.

El profesor pide un poco de orden.

– Saquen tres hojas y pónganle nombre.
– ¡Y por qué no te separái voh en tres partes y te ponís nombre! –grité.

El silencio sepulcral. La ayudante me mira con los ojos muy abiertos, como incrédula. Con sus labios tan lindos que me darían ganas de darle un beso. Sin lengua.

– ¿Disculpa? –pregunta el profesor.
– Eso po –le digo–. Sepárate voh en tres partes y te ponemos nombre.

Uy. Creo que no le gustó la talla. Y a mí lo que me da más pena es que después de esto ya perdí toda posibilidad con la ayudante.

– ¡Estoy chato con tus pruebas! –Le grite–. No te deseo mal, pero ojalá apareciera un chileno–mapuche y te hiciera un machitún. Y que cuando lleguí a tu casa, tu identificación con el endogrupo descienda bajo la media. Y después tengaí que aplicar una actitud de reparación hacia el exogrupo para que tu culpa colectiva se apacigüe.

Pasaron unos cinco segundos sin que recibiera respuesta alguna.

– Por favor –dijo el profesor mirándome con frialdad a los ojos–, díganle a su compañero que se retire de la sala.
– ¡Me voy po! Me voy yo solo si quiero. No sea cosa de que al curso le baje una vergüenza colectiva tan grande que la desviación estándar sea igual a cero. ¡Ah! Pero te voy a decir una cosa –le dije apuntando con el dedo a la ayudante–. Yo no me voy de aquí sin ella.

En mi fantasía, la ayudante se sonrojaba y miraba al profesor con pudor. Le decía: «Bob, creo que lo prefiero a él». Entonces yo la tomaba en brazos y salía volando con ella por la ventana. Mientras algunos compañeros estiraban unas ramas y aclamaban: «¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hossana en las alturas!» (Cf. Mc 11, 9s.)

Sin embargo, en la realidad, el profesor le dijo algo a la ayudante que yo no alcancé a oír. Ella asintió con la cabeza y me dijo: «Salgamos afuera».

Salimos afuera.

Se acercó a mí y me instigó: «¿Qué pasó, Javier?». Tenía sus ojitos muy grandes y muy lindos. Tan lindos que les hubiera dado un lengüetazo.

– No cacho, Pacita. [He aquí un alcance de nombre.]
– Mira, lo que hiciste es muy grave. En la Universidad eso es considerado como causal de eliminación. Lo más probable es que te hayas echado el ramo.

Una pausa retórica.

– Yo podría hablar con R…
– ¡A ver! ¡Momentito! –La interrumpí–. Ehh… ¿cómo te llamái?  ¡Ah sí! Pacita y weá. Te voy a decir una sola cosa y no te la voy a mandar a decir con nadie: o te sometes ahora mismo a mi fantasía sexual o le digo a todos que tu papá es un travesti que se para en la esquina de Guardia Vieja con 11 de Septiembre.
– ¡¿Qué?!
– Mira, Pacita, te estoy dando una –"comillas"– posibilidad de salvar tu vida. A menos que quieres que te desolle a lengüetazos.

El que calla otorga.

– Lo que tienes que hacer es lo siguiente: Cierra los ojos y estira la boca.
– ¿Estái loco que voy a hacer eso?
– Sí.

La observaba en silencio. Su mirada había cambiado completamente. Se sentía confundida y agredida a la vez.

«¡Excelente! ¡Perfecto! Eso es todo, Javier. Muchas gracias por tu colaboración.»

Era el profesor Armijo que salía de dentro de una máquina de bebidas falsa. Traía una cámara de vídeo en la mano.

– María Paz, discúlpanos por utilizarte con sujeto de nuestro experimento. Es una investigación que estoy haciendo acerca de la reacción de los ayudantes en casos extremos. Me gustaría que pasaras por mi oficina y rellenaras un cuestionario sobre lo que sentiste cuando…

16 comentarios to “Prueba de Métodos”

  1. Weon!!! la cagó!!! Ahora entiendo por qué te reíste cuando lo leiste jajaaaj.Me dio ataque de risa. Te juro que me imaginé todo jaja con el tono de Bob de "comillas" ajajajaa. No se si "objetivamente" tu cuento esta bueno o no , pero según mi criterio (que en este caso fue el grado de gracias que me provocó) está ERCELENTEEEEE!!!!!

  2. "No te deseo mal, pero ojalá apareciera un chileno–mapuche y te hiciera un machitún. Y que cuando lleguí a tu casa, tu identificación con el endogrupo descienda bajo la media. Y después tengaí que aplicar una actitud de reparación hacia el exogrupo para que tu culpa colectiva se apacigüe."En esta parte casi lloré de la risaaaa!!! ajjajaa

  3. EXCELENTE, nunca dejas de sorprenderme.

  4. Si estudiar Psicología involucra peladas de cable como esa, con lengüetazos incluidos, voy a tener que darme unas vueltas por allá. Cosa que no tenga que hacer un machitún en beneficio propio después.

  5. JajajajajajaaaaaaaaaaNo puedo decir nada más

  6. Buena Javier, tu si que la llevai!!!" Que el Falo te acompañe"….

  7. wuajajajaja, ercelente.Derrepente podís darte el lujo de mandarlo a "la Ecuela en 100 palabras". Filo con que sean más. Por último pa que lo lea la Krause :PTa tan gueno que me dan ganas de mandarle el link a la Pacita (ayudante). En una de esas te come a langüetazos.Exijo respuesta!

  8. muuuuy weno tu blog Stranger, es el mas chistoso de todos, me tuviste en el suspenso todo el rato. si! obvio q Armijo salìa de una màquina de bebidas, pero tb podrìa haber estado en la del mocachino , o no?

  9. Buenas! Las fotos las he hecho con un programa que se llama photofiltre, me alegro de ke te hayan gustado! saludos😉

  10. armijo me sale hasta en el mocaccino!!!!!!bisitis piri mi sinti fiviriti

  11. q hevy, no había leído lo de la ceci!!!!! si pensamos igual…..is pirti di li trinidid

  12. Vale… eso es una historia, no? Porque por un momento pensé que era real y me he quedado alucinado, jooooder, buenísimo. Y qué cabrón el profe del final, que no?Saludos de alguien a quien le gustó mucho tu entrada:Chuckie.

  13. Ojalá venga un mono gigante y te…. pffffffff.f….::!:!:!:!:!

  14. ME ENCANTA!!!!! nada mas ke decir…

  15. Weeena partner… todos tenemos fantasías como esas, pero los valientes son aquéllos desvergonzados que las exhiben. Por respeto a la moral, las buenas costumbres y las máquinas de bebida, deberías haber ocultado los nombres. Pero bueno, tus aficiones a las ayudantes de Método que les dicen Pacita quedó claramente de manifiesto. Un abrazo pues, der Opfer der pseudohypersexualitischen Frauen

  16. Una gran historia, tan buena que amerita dejar de lado una discusión con una mujer religiosa sobre la legitimidad de ciertas conductas, sólo para leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: