Articles

Una estructura border-line

In Psicología on 20 abril, 2005 by santoposmoderno

No es que esté evadiendo el suceso de esta tarde. Me refiero a lo del Papa. De hecho, tenía fuertes intenciones de dar mi opinión al respecto en este espacio. Especialmente porque soy católico y algo tengo que opinar (para felicidad del Cura Tagle).

Sin embargo, por una cosa de tiempo lo dejaré para otra oportunidad. Prefiero escribir algo más extenso y coherente. Si lo hiciera ahora me demoraría mucho. Y es muy tarde. Y mañana tengo prueba. Y weá.

Para hoy les tengo, en cambio, algo propio de psicología. No, no corran: es algo más o menos interesante. ¿Han escuchado alguna vez de los «estados límite» o border-line? Típicas definiciones de psicólogos pero que nadie sabe con certeza qué son. Bueno, aquí tampoco lo sabrán. Más que nada porque hay un montón de constructos que tendría que explicar antes y que se relacionan con las estructuras de personalidad y su ontogénesis.

Pero a cambio les voy a dejar unas caracterizaciones de gente border-line. A ver si les recuerda a alguien que conozcan por ahí:

«Los sujetos en cuestión manifiestan una inmensa necesidad de afecto; por lo tanto se las arreglan para mostrarse seductores. Su lucha sin fin contra la depresión [latente] los obliga a una incesante actividad. Su dificultad para comprometerse los coloca en la necesidad de aparecer como disponibles y adaptables en todo momento a falta de poder adaptarse real y duraderamente.» (p. 190)

«[…] tiene la necesidad del otro a su lado; si bien teme los peligros de la intrusión propios de la excesiva proximidad, no puede resolverse a permanecer solo; por esta razón es que busca de buen grado el grupo, dentro del cual se siente más tranquilo.» (p. 194)

«Los padres de los sujetos límites han alentado las fijaciones en una relación estrechamente anaclítica [dependiente]. El plano aparente es tranquilizador: "Si permaneces en mi órbita, no te ocurrirá nada desagradable", pero el plano latente sigue siendo bastante inquietante: "No me dejes, de lo contrario correrás grandes peligros". Semejantes padres se muestran en general insaciables en el plano narcisista: "Haz las cosas todavía mejor y, mañana, recibirás tu recompensa, ya que tendré que amarte más". Desdichadamente, los "mañanas" maravillosos no llegan nunca…» (p. 198)

(Extraído de: BERGERET, J. (1996) La personalidad normal y patológica, Cap.3. Bacelona: Gedisa)

[¿El afán del psicólogo por andar analizando a la gente? Jo…]

3 comentarios to “Una estructura border-line”

  1. Todavía no me pasan estructuras en Pd, pero a modo de ejemlpo propongo a el protagonista de Claroscuro, especialmente la relación con su padre. No sé si me equivoco.

  2. serà una patologìa lo del chocolate?=P

  3. Muy interesante, Javier Ignacio. Mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: